NO ME DIGAS QUE NO SE PUEDE

EL LIBRO

El libro cuenta pequeñas historias de deportistas, cantantes y artistas que tienen como denominador común el reto de ser mejores en su dia a día y seguir superando marcas y registros con el handicap de tener alguna discapacidad, siendo aun mayor su esfuerzo y mérito.

Personajes como Xavi Torres, El Langui o Serafín Zubiri entre otros te enseñarán que nada es imposible y que en nuestra mentalidad están nuestros límites.
Lectura totalmente recomendada para abrir nuestras mentes y encontrar inspiración en cada una de las historias que nos iremos encontrando a lo largo de este libro.

 

Os dejamos un pequeño fragmento del Prólogo:

Antes que nada quiero agradecerte que tengas este libro delante ya que con ello estas colaborando a financiar proyectos de ayuda a los más necesitados, de paso estás a punto de conocer algunas de las muchas historias dignas de elogio en la que el Deporte y la superación personal llegan a límites insospechados y en el que la admiración es el mínimo de los sentimientos que provocan.
Este tiempo que vamos a estar juntos descubriendo historias realmente inspiradoras y en algunos casos muy emotivas quisiera que sirviera de ayuda y motivación para que cada uno intente llevar adelante sus objetivos, metas o sueños ya que como reza el lema de una conocida marca de ropa deportiva NADA ES IMPOSIBLE, y , en muchos casos la mayor de las barreras, el mayor de los obstáculos es nuestra pobre mentalidad o debilidad a la hora de afrontar un reto. Creo también que en muchos momentos de la lectura nos daremos cuenta de lo “ridículos” que podemos llegar a ser cuando hacemos una montaña insalvable de un simple problema cotidiano y que el “NO PUEDO” es una frase que utilizamos con demasiada frecuencia sin pararnos a pensar si el esfuerzo e ilusión por conseguir nuestro objetivo nos puede llevar al éxito personal.
Este libro quisiera que fuera una ayuda, una fuente de inspiración hacia los padres y madres de niños/as que teniendo alguna discapacidad física o psíquica están en la lucha diaria de hacer lo más normal posible la vida de sus hijos y que, aunque hayan llegado en ocasiones al límite de sus fuerzas siguen (como dice el verdadero inspirador de este libro, Juan Manuel Montilla “El Langui”) colocando el bote de Nesquik en la balda alta de la cocina para que sus hijos se esfuercen para llegar a el o que no acuden corriendo a levantar a sus hijos cuando se caen sino que les ayudan y motivan para que sean ellos mismos los que se levanten una y otra vez por si solos.
No soy quien para dar lecciones (ni las pretendo dar) pero si que quiero compartir estas historias que en mi caso me han servido para cambiar de mentalidad y darle una dimensión diferente a las cosas del día a día…por supuesto que estamos preocupados por el trabajo, la familia, la salud…pero creo que coincidirás conmigo en que tras la lectura de este libro muchos de los problemas que creemos INSALVABLES se convertirán en un RETO por el que luchar y muchos de los SUEÑOS que todos tenemos se pueden seguir persiguiendo…ya que lo que realmente importa es el camino que hacemos para conseguirlos ya que si se intenta, si se trabaja, si se lucha por ellos ya estamos TRIUNFANDO.
Este libro habla de gente que ha afrontado dificultades en la vida, de gente que ha hecho que el día a día superando adversidades cotidianas se convierta en algo “NORMAL” y que sólo ellos saben lo que puede llegar a costar subir unos escalones, realizar un lanzamiento a canasta, cruzar una calle, caminar sin caerse…o mejor dicho…….acostumbrarse a levantarse cada vez que uno cae. Todos conocemos gente con dificultades que nos dan un ejemplo de superación y muchas son las veces que pasamos de largo por sus hazañas sin pararnos a pensar en el camino que les ha llevado al éxito personal.
Estamos demasiado acostumbrados a idolatrar a los Messi, Cristiano Ronaldo, Nadal, Gasol, Serenna Williams… por nombrar algunos de los jóvenes que sin duda gracias a su esfuerzo diario han conseguido llegar a la cima del MUNDO en materia Deportiva y que nuestros niños/as imitan hasta el último de sus gestos, cosa que está muy bien siempre y cuando consigamos que conozcan que el esfuerzo e ilusión es el camino para conseguir superar los muros que nos vamos encontrando durante la vida sabiendo que no todos hemos nacido para llegar a ser estrellas mundiales del deporte o cualquier otra disciplina, pero si hemos nacido para intentar vivir siendo felices sacando el máximo provecho a nuestro tiempo y talento.
Algunos de los que aquí colaboran han significado para mí una fuente de inspiración, un “chasquido” que me despierta y motiva para seguir haciendo frente al reto que supone intentar alcanzar los sueños y objetivos personales. Quiero sobre todo destacar a dos por encima del resto…Xavi Torres y Juan Manuel Montilla “Langui”…